Blog

Mujeres inspiradoras en el mundo profesional ¿Cómo concilian?

Posted on in Noticias

En España hay 7.901.000 mujeres trabajadoras. De las cuáles 954.575 son emprendedoras y 6.874.000 son asalariadas. 2.300.000 trabajan en el sector servicios. 1.670.500 son profesionales técnicas, científicas e intelectuales y 233.300 mujeres directoras y/o gerentes. ¿Cómo se organizan? ¿Desempeñan o no un doble trabajo?

 

1. Mujeres con empleo sin cualificar, la conciliación de supervivencia

Las mujeres con empleo sin cualificar trabajan por necesidad económica y son las que desempeñan casi en exclusiva las tareas domésticas. Su incorporación al trabajo no es sinónimo de menores cargas domésticas. Es más, tienen doble tarea. Señalan que sus parejas «las ayudan», pero esta ayuda es insuficiente. Recurren a la red familiar (familismo) si se produce una incompatibilidad con su horario laboral y el cuidado de sus hijos. Los hombres solo se encargan del cuidado de los niños si ellas están trabajando. Suelen adaptar su puesto de trabajo para conciliar.

“Las mujeres han incrementado la participación laboral, aunque sea en trabajos precarios, empleos atípicos, a jornada parcial, etc. Faltaría otro estudio para ver si en aquellas parejas en las que el hombre está parado se ha producido algún tipo de cambio en el reparto de roles, o si las mujeres siguen llevando el trabajo de casa con malabarismos”, señala la autora del estudio a SINC.

2. Mujeres con empleo cualificado, la conciliación organizada

Las mujeres con empleo cualificado desarrollan tareas profesionales en las que se exige un nivel de estudios. Normalmente, este tipo de mujeres dispone de trabajos perfectos para conciliar, con jornadas contínuas de 8 a 15 horas. Sus parejas suelen desempeñar trabajos con horarios similares, lo que favorece un poco más la corresponsabilidad. Suelen hacerse cargo de las tareas del hogar, pero contratan ayuda externa de forma ocasional para hacer las tareas más duras, pero no para el cuidado de los hijos. Las mujeres son las que organizan y las que llevan el peso de las tareas del hogar. Solo en algún caso puntual recurren a la ayuda de los abuelos.

3. Mujeres con empleo altamente cualificado, la conciliación mercantilizada

Las mujeres que pertenecen a este grupo tienen un poder de negociación superior al del resto de mujeres. Debido a sus ingresos, recurren a la ayuda externa para centrarse todo lo posible en el ámbito laboral. También desarrollan estrategias que permiten muchas más posibilidades de negociación con sus parejas. Sus parejas suelen ser empresarios o ejecutivos. Los padres suelen dedicar muchas horas al trabajo y como mucho, llevan a los niños al colegio. Las abuelas se consideran mucho más un beneficio emocional que de ayuda al cuidado de los hijos.