Blog

Comedores por turno y aforos limitados: los cambios que verás en los hoteles españoles en la nueva normalidad

Posted on in Noticias

Es uno de los protocolos más esperados de los que está elaborando el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) para la reapertura de una veintena de subsectores del turismo. Establece unos mínimos que deben cumplir todos los hoteles en cuanto al funcionamiento de los diferentes departamentos y servicios, y a la limpieza y desinfección de espacios y mobiliario. A partir de ahí, cada hotel decidirá cómo aplicar el protocolo a su establecimiento y añadir sus propias medidas. Para ello, en cada empresa se constituirá un comité de gestión participado por el empresario y los representantes de los trabajadores. «Las medidas que se adopten tienen que ser proporcionales a las características del establecimiento, y corresponde a ese comité definir cómo adaptarlas al tamaño del establecimiento y a los recursos con los que cuenten», explica el presidente del ICTE, Miguel Mirones, a la Cadena SER.

Aforos limitados

En líneas generales, el protocolo incluye medidas para aumentar las frecuencias de limpieza y desinfección de espacios y mobiliario, además de instalar dispensadores de gel en las zonas comunes, y apuesta más por garantizar el distanciamiento físico entre los clientes y con los empleados, que por establecer una reducción concreta de aforos a los hoteles. “Será muy difícil que nadie pueda tener aforos del 100% porque las limitaciones existen. En las zonas comunes, por ejemplo, el funcionamiento de los comedores se tiene que hacer por turnos o mediante reserva”, dice Mirones, quien señala que todos los protocolos están basados en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en relación con las distancias mínimas de seguridad entre personas.

Desinfección de llaves

El texto del protocolo adelanta una imagen de cómo serán los hoteles cuando abran sus puertas. En el suelo de la recepción habrá marcadores para garantizar esa distancia mínima, se limpiarán los datáfonos cada vez que un cliente pague con la tarjeta de crédito -sistema de pago recomendado-, y las tarjetas o llaves que se dejen en recepción deberán depositarse en un recipiente con desinfectante después de su uso.

Habitaciones sin alfombras

En las habitaciones habrá menos cortinas, alfombras y papeleras, y se reducirán los elementos de decoración y los llamados ‘amenities’: esos obsequios de bienvenida o productos de baño, como jabones y geles, que muchos hoteles proporcionan a sus clientes. Las papeleras de baño deberán ser de pedal y contar en su interior con una doble bolsa. El secador se limpiará exhaustivamente, incluyendo el filtro, a la salida del cliente. Habrá dispensadores de hidrogeles alchólicos en los pasillos y las zonas comunes, y en los ascensores se rebajará el número de personas que puedan usarlo al mismo tiempo y se evitará que lo compartan personas de familias diferentes si no llevan mascarillas.

Sin máquinas de vending

Además de en las instalaciones, también hay cambios en los servicios que prestan los hoteles: desaparecen los aparcacoches, el emplatado de los bufets será individual y las máquinas de venta de comida estarán deshabilitadas. Y en los gimnasios las máquinas de ejercicios se desinfectarán después de cada uso y se retirarán las pesas o bolas de fitness si no se puede garantizar esa desinfección.

Dudas sobre las piscinas y las playas

Lo que todavía no aclara en el documento es si se podrán abrir las piscinas y playas y de qué forma. Para eso habrá que esperar a los resultados del informe que el ICTE encargó al CSIC sobre el comportamiento del virus en el agua y en la arena, en el que ya se está trabajando. El borrador del protocolo ha sido consensuado con empresas, sindicatos y la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral. En los próximos días la Secretaría de Estado de Turismo lo enviará al ministerio de Sanidad para que le dé el visto bueno.

 

Fuente: Cadenaser.com